Edificios de bajo impacto ambiental

Gerardo Wadel – Societat Orgànica
“Durante años hemos extendido las ciudades para construir, pero nuestro territorio no lo soporta más.

Barcelona puede mostrar una alternativa a ese crecimiento insostenible, reinventándose allí donde aún no se había llegado: en la cubierta de sus edificios.

Como experto en edificación y ambiente de Barcelona, me gustaría explicarle cómo y por qué.”

Distintos a lo de siempre
Un edificio cuesta, pesa y consume. Sobre lo primero casi todos saben, pero sobre lo segundo no. Los edificios convencionales usan muchos materiales (pesan), suponen grandes cantidades de energía, agua y residuos (consumen) y además ocupan suelo natural. Ese es su impacto ambiental.
Pero hay otra manera de concebirlos y usarlos, que reduce esos efectos: completar y mejorar edificios existentes.

 

Ventajas ambientales
Completar edificios es aprovechar las infraestructuras, reduciendo impactos. Mejorarlos es aumentar la biodiversidad urbana, reducir el calentamiento de las cubiertas, gastar menos energía, emplear materiales de bajo impacto, aprovechar el agua de lluvia, alojar huertos y compostar residuos. Y estos son nuestros objetivos.

 

Calidad verificada
La calidad ambiental de edificios se puede evaluar. Empleando sistemas de certificación implantados en España, como LEED (United States Green Building Council) o VERDE (Green Building Council España), nuestros proyectos se pueden examinar en forma imparcial. Uso del suelo, energía y atmósfera, recursos naturales, calidad interior, coste-beneficio ambiental… la evaluación de estos y otros aspectos hace posible calificarlos con una nota ambiental.