Un ático en su azotea, ¿por qué no pensarlo?

Beneficio mutuo
En La Casa por el Tejado entendemos nuestra labor comercial como la acción de compatibilizar visiones entre las partes con el fin de lograr un beneficio mutuo.
Para ello hemos implantado un nuevo modelo de negocio flexible y adaptable a un mercado complejo: el de las comunidades de vecinos y los propietarios de fincas. Se basa en unificar criterios bajo la idea rectora del crecimiento para todos, sometido a valores demostrables de calidad, sostenibilidad y racionalidad.Los propietarios de fincas
Los dueños únicos o familias poseedoras de edificios en la zona de L’Eixample poseen un capital que excede la dimensión económica, ya que también tiene que ver con las historias familiares y los sueños personales. Sin embargo, el estado de muchas fincas hace ver las dificultades que enfrentan para lograr que sus edificios luzcan orgullosos como antaño. Los gastos de mantenimiento y de adaptación a los requerimientos de la inspección técnica de edificios ITE supone una inversión constante y, a veces, difícil de asumir.
La Casa por el Tejado ofrece a los propietarios de los edificios que disponen de edificabilidad remanente, de acuerdo con las normativas vigentes, un diálogo cuyo objetivo es alcanzar un acuerdo de beneficio mutuo: la propiedad puede asumir el mantenimiento y la actualización de la finca gracias a la inversión de La Casa por el Tejado, mientras que ésta obtiene un emplazamiento para el desarrollo de viviendas en ático. Así, tanto quienes prefieran alquilar como vender los derechos de edificabilidad remanente de sus azoteas contarán con una respuesta a sus demandas.
Las comunidades de vecinos
En La Casa por el Tejado conocemos la situación de los consorcios de propietarios y sus dificultades para mantener en buen estado y adecuar a las exigencias normativas nuevas sus edificios. Ayudamos a detectar los puntos de consenso por parte de la comunidad y ofrecer, a partir de ellos, una propuesta de beneficio mutuo que satisfaga a todas las partes.
Planteamos a los propietarios la posibilidad de revalorizar todo el edificio mediante mejoras en sus áreas comunes así como la renovación y actualización a requerimientos actuales de la terraza. Y por otra parte, proponemos la construcción de viviendas en ático. Las dos partes, comunidad y La Casa por el Tejado, ganan.
Las propuestas presentadas a la comunidad son diversas. Entendemos esta posibilidad de negocio como un bien común, estudiando los criterios y necesidades de cada uno de los propietarios, modelando así el tipo de contrato y diseñándolo personalmente para cada uno de ellos, con consenso de los asesores jurídicos respectivos.
El estudio detallado de las grandes ciudades que hemos realizado nos muestra un volumen importante de posibles nuevas actuaciones en las terrazas de los edificios. Esto abre muchas posibilidades, dinamiza y posiciona nuestro producto como un valor de referencia diferente de lo que existía hasta ahora.